Productos

Seguro de Autos

Seguro de Mascotas

Seguro de Hogar

Seguro de Vida

Fianzas Equinoccial

Filosofía corporativa

Respaldo Internacional

Asistencias

Corredores

Contacto

Cuando una persona quiere independizarse y  tiene la necesidad de contar con un refugio seguro busca alquilar una casa, una vez que haya encontrado el lugar ideal que se adapte a sus necesidades y las de su familia, procede con la firma de un contrato con el arrendatario mediante un documento donde se levanta todo el detalle de las condiciones del acuerdo, desde los datos informativos de ambas partes, los acuerdos de pago así como el estado de la vivienda recibida e incluso pequeños detalles que se deban corregir o cuidar de la estructura.

De la misma manera funcionan las pólizas de seguro: cómo un contrato entre el asegurado y la compañía aseguradora que nace de la necesidad del cliente de estar protegido, donde se establecen los derechos y obligaciones que tienen cada una de las partes.

En este acuerdo se detalla: el estado del bien asegurado que puede ser tu vida, salud, auto, hogar, mascota, entre otros bienes importantes para ti, las situaciones de riesgo y cómo serán asumidas por la aseguradora y a la vez el compromiso de pago del cliente de una prima o valor económico por un tiempo establecido; todo con el objetivo de contar con seguridad, protección y sobre todo tranquilidad en caso de que alguna situación llegue a producirse.

Tomando en cuenta este enfoque, los seguros nos han ayudado desde siempre a soportar el riesgo de una situación inesperada, afrontando con calma las consecuencias que puedan producirse como efecto de este suceso ya sean económicos, emocionales, laborales, entre otras.

A ello se debe la importancia que han ganado alrededor del mundo, siendo así que muchos países han adoptado políticas públicas que incluyen una seguridad social universal para sus ciudadanos con respaldos principalmente enfocados en su jubilación, salud e incapacidad laboral.

Además de los seguros privados que han desarrollado muchos enfoques de productos para brindarte coberturas novedosas y completas, que giran alrededor de todo lo que es importante para ti y que por supuesto te faciliten la vida con sus asistencias complementarias.

Elementos de una Póliza de Seguros

Toma en cuenta que, en el Ecuador todas las pólizas de seguros deben contener al menos los siguientes elementos para tener validez:

  1. El asegurador, en este caso la compañía aseguradora
  2. El solicitante o asegurado
  3. El interés asegurable, es decir el bien que se desea proteger
  4. El riesgo asegurable, detalle de las situaciones inesperadas con una valoración económica
  5. El monto asegurado o el límite de responsabilidad del asegurador. El detalle de todo a lo que se hará responsable el asegurador en caso de que se deba indemnizar o cubrir algún siniestro.
  6. La prima o precio del seguro, que se determina de forma personalizada pues varía dependiendo de diversos factores como el riesgo, el producto, bien asegurado, número de personas, etc.
  7. Forma, tiempo y método de pago
  8. Plazo de vigencia de la póliza, con la constancia clara de la fecha de inicio y expiración del seguro contratado.
  9. La obligación del asegurador, donde se compromete a realizar el pago del seguro en todo o en parte, según la extensión del siniestro.

Revisa y solicita asesoría en caso de que alguno de estos elementos no te quede claro o no se estipule dentro de tu póliza de seguro. Recuerda que si no está completa esta información el contrato es nulo y sin validez legal.

En el Ecuador, desde el 12 de septiembre de 2015 la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros ejerce la vigilancia del cumplimiento de todos los acuerdos relacionados con las compañías de seguros, verificando que sean llevados con transparencia y se apeguen en la normativa vigente, por lo que cuentas con un respaldo en caso de alguna inconformidad.

Factores que considerar para seleccionar un seguro

Dado que hay una gran variedad de riesgos y bienes que puedes asegurar, lo primero que debes hacer al momento de contratar un seguro es revisar a detalle cual es el riesgo cubierto y las exclusiones del servicio pues ahí está la propuesta clave. Si estás de acuerdo con ello, es hora de considerar los siguientes factores:

  • Trayectoria: La experiencia de una aseguradora garantiza su fiabilidad y confianza al momento de asumir su responsabilidad y ser tu respaldo en una situación difícil. Desde el trato en su servicio al cliente hasta la agilidad de sus procesos, todo dependerá de cuánto tiempo han estado en el mercado y cuantas optimizaciones y mejoras a su servicio han podido realizar conforme sus años de trabajo.
  • Confianza: Es uno de los factores vitales al momento de elegir cualquier servicio, pues al no contar con un bien entregable sino hasta el momento de que ocurra un siniestro, el cliente debe depositar toda su confianza en que recibirá apoyo de una compañía veraz y establecida que respetará las estipulaciones del contrato, sin utilizar letras pequeñas o que perciban falta de transparencia.
  • Precio: Te aconsejamos revisar diferentes propuestas y elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y tu bolsillo. Recuerda que, si bien el precio es un factor determinante a la hora de elegir un seguro, debes comparar el detalle de cobertura, montos, asistencias y beneficios para poder dar una valoración clara al servicio que estas recibiendo. No siempre lo más económico es lo mejor.
  • Integralidad: Dile adiós al papeleo, al sin fin de números telefónicos, trámites, facturas y asegura todo lo que necesitas con una sola compañía. Confía en una aseguradora que refuerza sus servicios y maximiza los beneficios que te puede ofrecer al incluir una gama de productos y servicios a tu disposición.
  • Beneficios: Si bien tu seguridad y protección son el objetivo principal de tu seguro, examina los beneficios que complementan este servicio, evalúa su impacto y considéralos al momento de dar el sí por alguna opción. Recuerda que los beneficios para ser útiles para ti deben reducir tus gastos, hacer más sencilla una tarea operativa o brindarte una opción de valor para facilitar tu vida.
  • Comunicación: Finalmente, otro de los factores que te aconsejamos tomes en cuenta es la comunicación desde el primer contacto. Cuanto tiempo se demoran, la calidez con la que te atienden y sobre todo la variedad de canales de comunicación que te ofrezcan, de forma que al momento de tener alguna necesidad puedas tener un contacto inmediato y te sientas respaldado.

Llego el momento de analizar opciones y protegerte. Recuerda que el objetivo final es tu tranquilidad y eso debe primar al asumir un acuerdo con alguna compañía aseguradora.

En Seguros Equinoccial nuestra prioridad es el cliente y su bienestar, por ello te damos la garantía de tener un respaldo que te cuida y vigila por tu bienestar integral.

Elige proteger lo que más quieres. Conoce todas las opciones de productos que tenemos para ti.