Productos

Seguro de Autos

Seguro de Mascotas

Seguro de Hogar

Seguro de Vida

Seguro Deporte

Fianzas Equinoccial

Filosofía corporativa

Respaldo Internacional

Asistencias

Corredores

Contacto

Cada año, las personas que cuenten con un vehículo a motor que supere una velocidad de los 40 km/h deben seguir el proceso de revisión técnica y matriculación vehicular con el objetivo de garantizar que su vehículo se encuentra en las condiciones adecuadas y mínimas para su circulación segura y sin provocar una alta contaminación al medio ambiente, de acuerdo con las regulaciones nacionales vigentes.

El proceso de revisión ha sido diseñado analizando los criterios de diseño y fabricación de los vehículos, la ciudad donde se desenvuelven, frente a la aplicación de normas técnicas y jurídicas del país y su geografía.

Para poder realizar este trámite, de acuerdo con la Agencia Nacional de Tránsito los requisitos son los siguientes:

Requisitos Obligatorios:

  • Original de cédula de identificación
    Original de la matrícula.
  • Pago de multas asociadas a la licencia y al vehículo.
  • Pago de la revisión técnica vehicular del año en curso.

El rodaje tiene un valor que va desde $ 5.00 hasta los $ 45.00, de acuerdo con el avalúo del vehículo.  

El sticker tiene un valor de $ 5.00, (si la revisión está vencida, la multa es de $25)

Una vez que tengas todos los requisitos, debes de ingresar a la página web de la agencia Nacional de tránsito para poder generar un turno para asistir a la revisión técnica vehicular en el punto más conveniente para ti.

Antes de asistir a este chequeo de tu vehículo te recomendamos realizar un mantenimiento general de tu auto y aplicar las recomendaciones que a continuación te detallamos, para evitar que falles al primer intento y debas realizar nuevamente el trámite:

Luces: Es uno de los puntos principales donde la mayor parte de los vehículos tienen problemas. Asegúrate que tus faros estén en buenas condiciones, no estén rotos ni opacos. Las luces deben ser de color amarillo – anaranjado y deben funcionar a la perfección. Valida las siguientes:

  • Retro
  • Freno
  • Alta
  • Baja
  • Intermitente
  • Señalización

cuida luces de tu auto

Así mismo, debes garantizar que estén alienadas en dirección horizontal, para ello puedes iluminar una pared a una distancia cercana y validar si la distancia del piso a la luz coincide en ambos faros, tanto adelante como atrás.

Para hacer pruebas de todas tus luces pide ayuda a algún amigo o familiar que presione el freno, embrague o active las luces en general mientras tú verificas que funcione.

  1. Lavado del vehículo: parece que no, pero tener un vehículo en buenas condiciones de limpieza es fundamental a la hora de presentarse a la revisión. Con un auto limpio se puede verificar con facilidad si hay alguna fuga de fluido. Puedes lavar el chasis de tu auto en casa, no obstante, el motor se debe lavar en un lugar especializado para que puedan levantarlo.

Una vez limpio, recuerda dejarlo con los asientos completos (con apoyacabezas) y sin reclinarse.

  1. Cuidado de llantas: valida que el labrado interior y exterior de las llantas esté en buenas condiciones. La medida mínima es de 4 mm, puedes hacer una prueba rápida colocando una moneda pequeña en el labrado, si esta se queda tus llantas están aún funcionales y si cae es por que llegó la hora de cambiarlas.

Asegúrate de tener una llanta de repuesto guardada en tu auto, que esté en buenas condiciones y puedas utilizarla en caso de cualquier eventualidad.

seguridad de tu auto

  1. Analizar los gases: Este es otro punto importante al que prestarle atención. Durante la revisión ingresan un sensor por el tubo de escape para medir los gases emitidos: oxigeno, Co2 y gases varios, mismos que no deberán superar los parámetros establecidos para que no representen una amenaza de contaminación.

Para que los gases puedan ser medidos correctamente, te recomendamos llevar el auto luego de mantenerlo alto en revoluciones y que se encuentra caliente la máquina, de esa manera el resultado será real.

  1. Frenos: Regula los frenos cada 5000 km de recorrido y realiza un mantenimiento a las pastillas o zapatas al menos dos o tres veces al año para poder reemplazarlas de ser necesario.

En la revisión tu auto se enfrenta al frenómetro: un instrumento que permite medir la capacidad y velocidad de frenado en tu vehículo. Ve preparado y gana la batalla.

Recuerda prestar atención también a la regulación del freno de mano que es igual de importante.

  1. Verifica la alineación: este punto hace referencia a contar con una estabilización del vehículo equilibrada y central, para verificarla soltamos brevemente el volante al momento de conducir y el auto debe seguir derecho, si se inclina a uno u otro lado debes revisar la alineación de tu auto de inmediato. Para hacerlo debes acudir a un centro especializado donde puedan validar si es ajuste en tus llantas o el eje del vehículo.
  2. Vidrios y espejos: asegúrate que las superficies están en buen estado, que no estén trizados o golpeados. Si cuentas con láminas de polarizado en tus ventanas que no sean de fábrica debes sacarlas, pues no están autorizadas por la regulación vigente.
  3. Cinturón de seguridad: coloca y prueba el funcionamiento de todos los cinturones de seguridad en tu vehículo. Deben poder ajustar fácilmente, agarrar bien el seguro y ser accesibles para los pasajeros.
  4. Herramientas adicionales: Recuerda contar en tu vehículo con herramientas de soporte para accidentes o averías del vehículo: extintor, botiquín, triangulo de emergencia, herramientas de mecánica básica (sugerencia incluye una gata hidráulica).
  5. Sonidos: verifica que tu auto no hace sonidos extraños previo a la revisión, tanto detenido como en movimiento, incluyendo al pito del auto, escuchando que su sonido esté correcto y reaccione a la presión del botón con facilidad.

Todos estos puntos revisados se mantienen bajo control con un mantenimiento periódico a tu vehículo.

Toma en cuenta que este proceso te ayuda a mantener tu auto en adecuadas condiciones para que circules tú y los demás automotores con tranquilidad. Por eso es una regulación obligatoria a nivel nacional, no obstante hay recursos que te pueden ayudar a mantener la seguridad de ti y tu vehículo:  Un seguro para tu auto es la opción ideal para circular con total protección y contar con apoyo cuando lo requieras.

Seguros Equinoccial cuenta con las mejores opciones que se adaptan a tu necesidad. Solicita información y cotiza un seguro para tu auto ahora.