Productos

Seguro de Autos

Seguro de Mascotas

Seguro de Hogar

Seguro de Vida

Seguro Deporte

Fianzas Equinoccial

Filosofía corporativa

Respaldo Internacional

Asistencias

Corredores

Contacto

Estoy convencida que toda la educación y cuidados que les he dado a mis mascotas me ha convertido en una mamá perruna, esta no es una tarea fácil: todos los días aprendes algo nuevo, investigas para saber que estás haciendo un buen trabajo y haces todo lo que está a tu alcance para que tus mascotas no tengan un mal comportamiento o sufran alguna enfermedad grave.

Si me preguntan si alguna de mis mascotas sería capaz de atacar, agredir o algo parecido hacia un tercero (otra persona o mascota) yo firmemente respondería que no, que ellas son muy amigables tanto con personas como con otras mascotas; pero un día lo impensable sucedió, a continuación, te cuento mi historia:

Hace aproximadamente 3 años, un poco antes de iniciar la pandemia recibí una llamada para asegurar a mis mascotas, quería probar  todo el servicio y experiencia que una persona vive cuando te ofrecen Petsafe, un seguro especial para tus mascotas, escuché detalladamente todo lo que me incluía este seguro y había una parte  que no me llamó la atención del todo y era la cobertura de Daños a terceros, porque como mamá perruna orgullosa sabía que nunca la iba a utilizar ya que mis niñas nunca harían daño a nadie; una vez  que tuve todo el detalle del producto coberturas, asistencias, precio y demás lo contraté.

protege a tu mascota con petsafe

 

Hacia un par de meses que había contratado este seguro de mascotas y solamente había ocupado el servicio de peluquería y veterinario telefónico, realmente estaba muy satisfecha con todo lo otorgado y el seguimiento que, hasta el momento había recibido. Estaba consciente que muy probablemente la cobertura de enfermedades graves no las ocuparía, al menos no dentro de los próximos años tomando en cuenta la edad de mis mascotas. Con respecto a la cobertura de accidentes: ¿qué podría pasarles si siempre están a mi lado y yo vivo pendiente de ellas? y con respecto a la cobertura de daños a terceros, estaba convencida que nunca tendría que acudir al seguro para notificar algo atado a este servicio por su buen comportamiento.

tu mascota siempre protegida

Dentro de mi rutina diaria está el salir 3 o 4 veces en la tarde al parque con mis niñas para que se distraigan  y conozcan amigos y así lo hicimos, todo iba bien y estaba cayendo la noche habían personas  disfrutando con sus mascotas  y otras haciendo ejercicio;  a lo lejos vi a un señor acercarse trotando y para evitar cualquier percance me alejé un poco del lugar  para que el siga con su rutina de ejercicios, y en un abrir y cerrar de ojos, mi perrita la más viejita y pequeña se había enredado en sus piernas,  ella se asustó mucho y el señor salió muy mal herido tenia raspones en sus piernas, brazos y un diente afuera.

Mi reacción como mamá perruna fue revisar a mi pequeña primero y después acercarme al señor para ver cuál era su estado, él estaba muy enojado, pero accedió a que le lleve a la clínica más cercana para que pueda ser revisado, en ese momento la cuenta fue de $150 que tuve que cubrirlos yo. Muy apenada y asustada me fui a mi casa.

Al día siguiente recibí una llamada del señor en donde me informaba que la cuenta de la reparación de su diente era de $300 ya que tenían que ponerle un implante dental, me hice al dolor y coordine una cita para cubrir el costo de reparación, hasta ese momento no caía en cuenta que posiblemente el seguro me podría ayudar a cubrir parte de estos gastos.

Me comuniqué a los números de contacto de la aseguradora y temerosa le conté al asesor toda la tragedia, me asignaron un numero de siniestro, me pidieron el detalle de los gastos e ingresó a una evaluación. A las 48 horas aproximadamente recibí un mail en el que me confirmaban que mi siniestro iba a ser cubierto en su totalidad ya que respondía a la cobertura de daños a terceros, cobertura que nunca pensé utilizar, el seguro me devolvió los $450 cuando yo apenas había gastado en el seguro anual $161.

Ese día entendí que mis mascotas están expuestas a cualquier eventualidad, que no importa que tan seguras estén a nuestro lado, en cuestión de segundos puede ocurrir un accidente grave. He pagado mi seguro por tres años y entre el siniestro vivido, peluquerías, descuentos en vacunas y otras cosas que uso, siento que es el valor mejor invertido en ellas, en mis niñas.

Testimonio de:

Karen Garófalo y Cocora

Dale mucho amor a tu mejor amigo y protégelo con la mejor opción en seguros de Mascotas, Petsafe.