Preloader image
Cuidar el motor
9412
post-template-default,single,single-post,postid-9412,single-format-standard,theme-satellite,satellite-core-1.0.5,woocommerce-no-js,satellite-theme-ver-1.9,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,elementor-default,elementor-page elementor-page-9412

Cuidar el motor

Maneja seguro en la ciudad - Seguros Equinoccial

El motor es uno de los componentes más importantes del auto, ya que sin él, este no podría ponerse en marcha. Tenerlo en buenas condiciones prolongará su vida útil y asegurará su correcto funcionamiento, por lo que te compartimos algunos consejos para que puedas darle el cuidado necesario.

Acelera paulatinamente

Calentar el carro de 30 segundos a 1 minuto y luego conducirlo a un ritmo suave hasta que el indicador de temperatura del motor salga del rango “frío”, reducirá el desgaste prematuro de todos sus componentes.

Limpia el motor

La suciedad adherida al motor provoca que se sobrecaliente e impide detectar posibles fugas de líquidos del motor. Lleva tu auto con un profesional una vez al año, para que lave el motor en seco con productos especializados como desengrasantes y limpiadores en spray. Limpiarlo con agua puede afectar los componentes eléctricos.

Revisa bujías y cables

Al mantener los cables del motor en buen estado, te aseguras de que la energía se distribuya de manera correcta a las bujías y que se genere la chispa suficiente para lograr una mejor combustión. Así el motor no se sobreesfuerza al encenderse y no se desgasta apresuradamente.

Evita sobrecargar tu auto

Todos los vehículos tienen un máximo de peso recomendado para transportar, que podrás encontrar en la placa del chasis o la ficha de inspección técnica que te entregan al adquirir tu auto. Al exceder esta carga permitida, tu motor trabaja mucho más, recalentándose y consumiendo más gasolina.

Cambia el aceite regularmente

La frecuencia de cambio dependerá del tipo de aceite que uses. Si utilizas uno mineral es recomendable cambiarlo cada 5.000 km. Un aceite semi sintético puede prolongar el cambio hasta los 10.000 km, mientras que un aceite sintético puede seguir siendo funcional hasta los 20.000 o 30.000 km. Toma en cuenta que una vez que el aceite ha perdido sus propiedades, ya no mantendrá lubricado el motor adecuadamente ni evitará que las piezas se oxiden.

Cambia las marchas a tiempo

En un motor a gasolina cambia de marcha cada 2.500 revoluciones por minuto o cada 2.000 rpm en un motor a diésel. Mejorarás el consumo de gasolina y la eficiencia del motor y además, reducirás el desgaste de los pistones y cilindros.

Arregla los problemas menores
del motor de inmediato

Hay muchas señales de alerta de daño en el motor que, al atenderlas enseguida, te ayudan a prevenir daños mayores. Presta atención si se encienden las luces del tablero que indican nivel o presión del aceite, o si sientes que al manejarlo se acelera y desacelera sin motivo, esto puede ser indicio de bujías desgastadas, filtro o mangueras de combustible obstruidos. Los sonidos como pequeñas explosiones pueden ocurrir por daños en los cilindros y pistones, los olores extraños dentro del auto pueden indicarte filtraciones de aceite o refrigerante por una manguera rota e incluso, fijarte en el color y cantidad de humo que sale por el tubo de escape te dará la alerta de que algo está pasando con tu motor.

Si tratas bien el motor de tu auto, tienes muchas posibilidades de que su vida útil se alargue y te ahorres dinero y dolores de cabeza por desperfectos prematuros. AutoConectado te acompaña siempre con su dispositivo telemétrico y su aplicación en tu celular, recordándote llevarlo a mantenimiento preventivo a tiempo y siendo tu motivación constante para manejarlo adecuadamente.