Productos

Seguro de Autos

Seguro de Mascotas

Seguro de Hogar

Seguro de Vida

Seguro Deporte

Fianzas Equinoccial

Filosofía corporativa

Respaldo Internacional

Asistencias

Corredores

Contacto

Tu auto se ha convertido en parte de la familia ya que es el medio de transporte preferido por la mayoría de las personas y les permite además vivir momentos especiales, haciéndose partícipe de recuerdos inolvidables que deseamos cuidar. Por eso te presentamos unos consejos para revisar el estado de tu auto

Ese cuidado se traduce en hacer un mantenimiento preventivo para que pueda circular en buen estado y sobre todo prevenir accidentes, garantizando la seguridad de todos.

En fechas especiales como los feriados que suelen incentivar un viaje familiar por carretera es importante mantenerte en control y enfocarte en lo principal, tu tranquilidad. Si hay algo que puede frustrar tus planes o ponerte de mal genio, es una sorpresiva falla mecánica, por eso, evita a tiempo los dolores de cabeza y realiza una pronta revisión al estado de tu carro.  

Si te preguntas dónde y cómo puedo hacer el mantenimiento, puedes acercarte al taller oficial de la marca de tu auto o a un taller especializado para que te ayuden con una inspección pertinente y puedan detectar posibles averías o si prefieres, puedes animarte a realizar una inspección básica por tu cuenta, dedicándole tiempo de calidad para conocer tu auto.

Recuerda que hay dos tipos de mantenimiento, uno por kilometraje de acuerdo con las distancias que recorras y otro general, que es más habitual realizarlo para verificar el buen estado de los indicadores del auto, como líquidos y presión de aire.

Si tu fuerte no es la mecánica y pasar tiempo bajo el capó, hacer el mantenimiento por tu cuenta puede ser intimidante. ¡No dudes de tus capacidades! seguir instrucciones sencillas puede ayudarte a cuidar tu vehículo en las mejores condiciones.

A continuación, te proponemos una lista de elementos e instrucciones sencillas para que puedas verificar el estado de los principales detalles de tu auto:

Tips para revisar el estado de tu auto

Llantas

Si piensas en tu auto lo primero que se te viene a la mente son las llantas ya que son los elementos principales que le permiten realizar su función principal: moverse.

La presión de las llantas ayuda a mantener la estabilidad del vehículo por lo que mantenerlas alineadas, es decir, con la misma cantidad de aire, es esencial para tener un buen recorrido y evitar que se desgasten fácilmente para que su vida útil se extienda.

En caso de averías o bajas de llantas, siempre debes contar con una opción de salvación: una llanta de repuesto o emergencia en buenas condiciones, un gato hidráulico y una llave de ruedas.

Gasolina

A pesar de que suena como un detalle muy esencial y sin el cual nuestro auto no funcionaría, es muy frecuente que las personas olvidemos llenar el tanque y nos quedemos sin este recurso en el momento que más lo necesitamos.

Asegúrate siempre de tener el medidor por sobre la mitad para no forzar el filtro de gasolina y prevenir que te quedes sin ella en casos de atascarte en el tráfico o recorrer distancias muy largas.

Frenos

Los frenos nos permiten detener el auto y nos brindan seguridad en cada trayecto, si se encuentran en mal estado necesitaremos más metros de distancia para poder detenernos o incluso no podremos hacerlo.

Su desgaste depende principalmente de los factores de conducción, como qué tan rápido vamos o con que marcha presionamos el freno, además del medio por donde circula, ya sea el asfalto de la ciudad, caminos rocosos de montaña, carreteras sinuosas, etc.  

Si al conducir y presionar el freno te percatas que tu auto hace ruidos extraños, giros inesperados y es inestable, debes tener cuidado ya que son algunos de los indicadores que resaltan un necesario cambio de las pastillas de frenos, el labrado de las llantas o alguna fuga de líquidos.

Amortiguadores

Son los encargados de darte confort mientras conduces ya que detienen los golpes y vibraciones por caídas en huecos o diferencias en el suelo, además estabilizan al vehículo cuando vas en alta velocidad.

Su desgaste se debe a diferentes factores entre ellos el kilometraje, estado de la vía, la carga del vehículo, el clima, entre otros que reducen el efecto amortiguador de estos elementos haciéndolos más duros hasta que dejan de funcionar; por ello, lo recomendable es reemplazarlos cada 20.000 kilómetros.

Batería 

Imagínate intentar encender el auto y que no responda. ¡Qué frustración! Ese mal momento llega cuando menos lo esperabas, tu auto te había dado señales durante semanas: le costaba arrancar, las luces tenían menos brillo y fuerza, no sonaban bien los parlantes, entre otros detalles.

Ya que ahora todas las baterías vienen selladas no puedes revisarla por tu cuenta por lo que debes estar pendiente de que estos detalles no sucedan. 

Considera que la vida útil de una batería es de 3 a 5 años en los que deberás reemplazarla, sin embargo, debes darle mantenimiento al menos una vez al año con un mecánico especializado y verificar que este limpia y sin óxido para evitar fallas.

Te recomendamos también que cargues un juego de cables con pinza en caso de que te quedes sin batería y requieras ayuda de otro auto.

Líquidos

Al igual que los seres humanos, nuestro auto tiene en su interior una gran cantidad de líquidos, componentes que le ayudan a circular y engrasarse para poder movilizarse con facilidad y sutileza más allá del aceite del motor y la gasolina. Te recomendamos revisar esta lista y verificar que todos se encuentren en la cantidad suficiente:

  1. Aceite de motor: no debe superar nunca el máximo ni estar por debajo del mínimo. Míralo cuando esté en reposo y haya por lo menos transcurrido media hora después de apagar el motor.
  2. Aceite de la caja de cambios: es muy importante especialmente en los vehículos automáticos y evita que se pongan duros los cambios.
  3. Líquido de frenos: siempre mantenerlo por encima del mínimo y cambiarlo por completo cada dos años.
  4. Anticongelante: nunca lo compruebes cuando el carro esté caliente.
  5. Limpiaparabrisas: siempre ten agua disponible para limpiar tu parabrisas y facilitar tu visibilidad. Una sugerencia es añadir dos gotas de jabón mezclada en agua para mejorar la claridad en la limpieza.

Cambio de filtros

Los filtros de aire y de aceite son los encargados de limpiar las impurezas para evitar que se tapen los conductos del vehículo. Te recomendamos realizar un cambio de filtros entre los 10.000 y 20.000 kilómetros de recorrido.

Dado que suele requerirse herramientas para hacer su cambio, puedes solicitar la ayuda de un mecánico o asesoría en una tienda de repuestos para encontrar el mismo modelo de filtro para el modelo de tu auto.

Limpiaparabrisas 

debes prever situaciones de lluvia y estar preparada. Las escobillas limpiaparabrisas juegan un rol fundamental, si no barren bien, evitarán que tengas una buena visibilidad en la vía, por eso es esencial comprobar que el líquido limpiador este completo y utilices los productos adecuados, no agua.

Son los ayudantes más eficientes al momento de lluvias o manchas en tu parabrisas porque mejoran tu visibilidad completamente. Gracias a sus escobillas evacuan el agua o basuras hacia los extremos laterales del vehículo y si están en mal estado pueden permitir la acumulación de basura o detenerse completamente impidiendo nuestra visión.

Se recomienda cambiarlas cada dos años ya que las altas temperaturas y el constante contacto con objetos llegan a dañarlas.

Luces 

son nuestro medio de comunicación con otros vehículos y transeúntes. Las luces nos permiten enviar señales de alerta para que otros carros nos vean y puedan saber nuestras acciones en ruta.

Inspecciona siempre que tus luces delanteras, traseras, direccionales, y de parqueo se encuentren funcionales y no estén opacas. Recuerda que especialmente en estos meses de lluvia y neblina, son un factor importante para poder ver y ser vistos.

Carrocería

Realiza una limpieza profunda de asientos, forros y alfombrillas para eliminar manchas y olores. Recolecta toda la basura especialmente aquella que pueda provocar accidentes y caer bajo los pedales.

Tus documentos y los de tu vehículo

Recuerda mantener tus papeles al día: Licencia de conducir y matrícula del vehículo y renovarlos en caso de que estén próximos a caducar, así como haber aprobado la revisión vehicular de acuerdo con el número de placa de tu vehículo. Mantén en mente estas fechas para evitar sanciones o multas.

Según la ciudad en la que vives, debes averiguar cuándo es la fecha para empezar con la matriculación de tu auto, por ejemplo, para Quito se ha asignado un mes específico por placa. Si no lo haces en el mes asignado, deberás pagar una multa de $25 dólares. Fuente: AMT

Mes Obligatorio Opcional
Enero   1
Febrero 1 2
Marzo 2 3
Abril 3 4
Mayo 4 5
Junio 5 6
Julio 6 7
Agosto 7 8
Septiembre 8 9
Octubre 9 0
Noviembre 0 Todos
Diciembre   Todos
Tomado desde la página oficial de la AMT

 

Recuerda que, en caso de tener problemas con tu auto, tu seguro está siempre disponible para ayudarte y respaldarte frente a toda eventualidad.

Autoseguro de Seguros Equinoccial por ejemplo, cuenta con un dispositivo de telemetría que  registra tus hábitos de conducción para poder conocer inmediatamente si nos necesitas porque ocurrió un siniestro o aconsejarte para que mejores tu conducción y mantengas tu vehículo en buen estado.

Empieza de la mejor forma y recibe prácticos consejos para mantener tu auto en buen estado, y sobre todo tu seguridad y la de tus seres queridos.

Nosotros

Filosofía corporativa

Prevención de Lavado de activos

Respaldo Internacional

Línea de Ética

Propósito

Seguridad de la Información

Transparencia de la Información

Trabaja con nosotros